Gastronomía

¿Dónde comer 4 días en Roma?

Alohaa viajeros!

Bienvenidos de nuevo, os traigo este post ¡recién salido del horno!

En verdad debería estar de viaje por Edimburgo estos días, pero debido a la situación que tenemos a nivel mundial con el Covid-19… lo más sensato y responsable es quedarse en casa y cuidarnos.

Hoy compartiré con vosotros como fue mi experiencia gastronómica durante 3 días en Roma, más adelante haré otro post con +info sobre que visitar, mejores horas y precios.

¿Me acompañas?

1º DÍA: LLEGADA AL HOTEL E INSPECCIÓN RUTINARIA.

Llegamos al medio día al aeropuerto de Fiumicino, Roma. Desde allí fuimos en tren hasta la estación de Termini, y de Termini en metro hasta Ottaviano. En Ottaviano nos bajamos para ir andando al hotel y de paso aprovechar y comer algo por el camino.

Nos marcamos la típica turistada gastronómica nada más llegar por fiarnos de los manteles de cuadros y el menú de la entrada (he de decir que el hambre nos podía y nos jugó una mala pasada). Dicho sea que no estaba mal el sitio y de precio incluso barato 11€/persona y al ladito del Vaticano.

Una vez comimos fuimos al hotel, descansamos un poco y a continuación nos pusimos a patear la ciudad e ir viendo la vida de noche, con lluvia (como en todos nuestro viajes), tiendas de souvenir, precios, etc.

Cenamos en Pizzeria da Baffetto.

Via del Governo Vecchio 114, 00186 Roma.

Precio medio €€.

El sitio era sencillo con mesas para compartir, decoración con solera y encanto, cola para entrar debido a la cantidad de recomendaciones que tiene, pero… ¿mereció la pena la espera?

¡Siii!

Según entras te topas con el horno de leña donde hacen las pizzas, nos subieron a la segunda planta y en cuestión de segundos ya estábamos sentados y con la mesa puesta.

Tardaron como 15min en servirnos y nosotros menos en cenar =)

*Pizza caprichosa.

**Calzoni.

2º DÍA: TOUR Y CASTILLO SANT´ANGELO.

Al despertarnos bajamos a desayunar en el hotel, era buffet libre, mimando al detalle cada alimento que nos ofrecía. Nos alojamos en el Gran Meliá Rome.

Hicimos nuestro habitual «Free Tour» sobre la Roma Antigua del cual daré mas detalles en el siguiente post.

Comimos a 200 metros del foro Romano, que es donde terminaba el tour.

Pizzeria Alle Carrette.

Via della Madonna dei Monti, 95, 00184 Roma Precio medio € – €€.

El lugar estaba genial, nada abarrotado, con horno de leña, y personal cercano y familiar.

Pedimos 2 calzone y 1 botella de agua que no tardaron demasiado en salir, crujientes por fuera y tiernos por dentro.

Si vais en verano es recomendable reservar previamente, disponen de una terraza y comedor interior, por lo que tengo entendido, se suele llenar en ciertas fechas en cuanto hace buen tiempo.

No hay nada mejor para bajar la comida que dar un paseo, y en Roma otra cosa no sé, pero andar es algo obligatorio. Cada callejuela tiene su encanto, su pequeño comercio con productos típicos locales, su estatua, iglesia o monumento. Sin duda alguna andar es una de las mejores opciones para conocer la ciudad, eso y llevar un calzado cómodo y a prueba de empedrado.

Y entre paseo y paseo, como buenos golosos, algún capricho tenía que caer. Este en concreto lo encontráis fácilmente en Carrefour o supermercados de la zona.

Son unas galletas con pepitas de chocolate con avellana que están…

TRE-MEN-DAS!!

Por la tarde vimos completo el castillo de Sant´Angelo, disfrutamos de las vistas al atardecer y de varias panorámicas de Roma desde diferentes puntos.

Fuimos al hotel para descansar un poco y cambiarnos para salir a cenar y disfrutar de la ciudad de noche, a nuestro ritmo.

Para hacer hambre dimos una vuelta por Trastevere (uno de los barrios con más encanto de Roma). Me recomendaron una osteria para cenar y allí fuimos de cabeza.

Osteria Da Fortunata.

Via del Pellegrino, 11/12, 00186 Roma

Precio medio alto €€ – €€€.

Aquí si que os recomiendo reservar previamente, es un lugar donde hacen la masa desde cero, la amasa, corta y da forma delante tuya una mujer mientras sonríe y deja que la fotografíen o graben los turistas perplejos.

Volvimos al hotel dando un paseo alrededor del río y leyendo curiosidades sobre las cosas que nos íbamos encontrando.

3º DÍA: FORO ROMANO, COLISEUM Y MÁS.

Compramos un pack de entradas conjuntas para ver el Coliseo, el foro y el palatino. Dedicamos la mañana a ver todo sin dejarnos ningún rincón (en el próximo post os dejaré precio, donde comprarlas y ruta que hicimos para optimizar tiempo).

Comimos de nuevo y sobre la marcha en Pizzeria da Baffetto.

Via del Governo Vecchio 114, 00186 Roma.

Precio medio €€.

*Pizza al pepperoni.

**Pizza con jamón y champiñones, pero jamón en lonchas, sin tonterías.

Si lo sé, pero nos hicimos muy fans de este sitio, y si volvemos sin duda repetiremos.

Por la tarde estuvimos viendo criptas y demás lugares que teníamos aún pendiente. Aprovechamos para comprar souvenirs, comer helado en un Giolitti cerca del Panteón. Nos sentarnos a tomar un café en una terraza en Plaza de España mientras decidíamos que mas ver y si cenaríamos fuera o no.

Al final del día hubo tormenta por lo que decidimos quedarnos en el hotel por la noche y madrugar un poco más al día siguiente ya que queríamos ver el vaticano y ultimar cosas antes de irnos por la tarde de vuelta a Madrid.

4º DÍA: VATICANO Y VUELTA A MADRID.

Nos levantamos sobre las 8:00 para desayunar pronto e ir a hacer la cola para entrar al vaticano.

El buffet del Gran Meliá Roma es de ensueño, incluso tenían un panel de abejas para servirte la miel si lo deseabas de ahí mismo.

Todo estaba buenísimo y los detalles y la limpieza los cuidaban al máximo.

Pasamos la mañana viendo el Vaticano y sus recovecos. Reservamos para comer en:

Cantina e Cucina.

Via del coverno Vecchio 87, 00186, Roma.

Precio medio €€.

Es un local muy bonito, con buen ambiente y comida deliciosa, hacen que incluso esperar cola sea ameno, nos dieron un poco de vino mientras esperábamos y el camarero gastaba algunas bromas.

Está cerca de Da Baffeto y justo al lado del restaurante está:

Two Sizes

El sitio perfecto para tomar un tiramisú y poner la guinda a unos de los viajes donde más he disfrutado de la gastronomía.

Espero que hayáis disfrutado conmigo y que haya podido dar ideas para vuestras futuras escapadas!!

«Poco a poco iré mejorando y llenando este pequeño mundo que he creado, así que os animo a compartir esta experiencia conmigo y seguirme en este proyecto.»

Cree en ti mism@, no dejes de luchar nunca por tus sueños.

¡Muchas gracias por visitarme, y os espero de vuelta!»

(2) Comentarios

  1. Antonio dice:

    Hay que ver lo bien que comes perrona. Seguiré con atención tu ruta gastronómica. Un saludo Conchita.

    1. Muchísimas gracias Antonio!! Encontrar buenos sitios donde recargar pilas siempre es un must!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *